Loading...

¿Se te complica concentrarte? Revisa las siguientes técnicas que te ayudarán a evitar el estrés y ser altamente productivo en tu trabajo

¿Se te complica concentrarte? Revisa las siguientes técnicas que te ayudarán a evitar el estrés y ser altamente productivo en tu trabajo

Hay muchas ocasiones en las que nuestra mente no está del todo enfocada y vaga por muchos lugares, por los que mientras creemos que estamos siendo productivos, haciendo multitasking, como escuchar una plática, contestando correos y llamadas, así como escribiendo notas al mismo tiempo, la realidad es que esto es señal de una mente dispersa y puede influir de forma negativa en nuestra productividad. Con una mente dispersa, la calidad de trabajo no es del todo buena, por lo que puede afectar de forma emocional e incluso producir estrés.
A continuación, se hará mención a diversas técnicas que pueden ayudar a recuperar tu enfoque, así como aumentar tu capacidad de concentración.

1. Enfócate en una actividad a la vez:

Hay que olvidarse del multitasking, porque es lo que crea una mente dispersa y puede abrir un ambiente de estrés. En vez de trabajar de dicha manera, mejor hay que elaborar una lista de tareas del día y comenzar a laborar en las más complicadas, dejando al último las actividades que no requieran mucho esfuerzo.
Hay que procurar enfocarse en las actividades que necesiten la mayor parte de nuestra concentración, porque al final del día, terminamos con menos energía, por lo que será complicado sacar adelante dichas actividades.

2. Debes permitirte un descanso:

Es importante tomar leves descansos durante el trabajo, aunque hayan muchas actividades por hacer. Los descansos pueden ayudar en la concentración y el flujo de creatividad, así que es bueno considerar en cada hora, hacer estiramientos, servirte café o comer algún alimento, platicar o simplemente caminar. Lo anterior, ayudará para retomar las actividades con mucha energía y actitud.

3. Medita:

Debes abrirte un espacio para la meditación y buscar un ambiente adecuado para trabajar en ello. Si meditas, podrás aprender a controlar la energía que corre por tu cuerpo y ese flujo se podrá enfocar para alcanzar tus objetivos.

4. Evita las distracciones:

Cuando hay distracciones en tu entorno de trabajo, tu concentración y productividad se reducen y es por eso, que debes mantener un control en ello. Para enfocarte, procura dejar el celular, escucha música relajante, evita la televisión y si es posible, busca la forma de aislarte si trabajas en un ambiente ruidoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *